Escalada en la Pedriza unos años después.


El día empezaba temprano, a las 5:30h saliendo de Cantocochino y cargado con todo el material de escalada y fotos a la espalda,  para ver el amanecer en el collado de la Ventana, tras 2h de subida consigo llegar tirar unas fotos y dirigirme al Yelmo previo paso por el collado de la Dehesilla


Después de 12 años he vuelto a escalar en la Pedriza, en el Yelmo, la vía Hermosilla de Vº, una vía que he realizado muchas veces aunque esta vez he ido de segundo. El motivo de la escalada ha sido acompañar a mi amigo Nico que quería subir como homenaje a un amigo suyo, Daniel Crespo, escalador fallecido en los Andes hace casi dos años. Por mi parte yo he aprovechado para recordar a mi amigo David Ramos que falleció justo hace 20 años en accidente de moto, una terrible desgracia que me dejó sin compañero de cordada, de aventuras y un grandísimo amigo con el que empecé a escalar como pareja habitual precisamente en esta mole granítica llamada El Yelmo y con el que me inicié en el mundo de la montaña, en trabajar en ella y guiar a cientos de personas a lo largo de estos más de 20 años.  
El Yelmo lo subí por primera vez con mi tío Alberto, a la temprana edad de 11-12 años, por la vía Valentina de IIIº, también nos acompañó mi prima Elisa, y es de esas aventuras que nunca se te olvidan…a raíz de eso comencé a cogerle el gusto a la montaña, aunque mi otro deporte es el rugby. La Pedriza, por cercanía, es el lugar donde casi todos los jóvenes madrileños se inician en este deporte, ya que hay cientos e incluso miles de vías de diferentes longitudes, dificultades y exposición. Se escala sobre granito, piedra dura y abrasiva. 
La Pedriza es un lugar mágico, cuyas formas y colores enseguida te atrapan haciendo que vuelvas y vuelvas, sea para escalar, correr, andar, dormir…durante años fue lugar donde desarrollaba mi trabajo, en muchas ocasiones he dormido a los pies del Yelmo para disfrutar de las noches de verano, en especial San Juan, ya que se pueden ver los fuegos artificiales de muchas poblaciones madrileñas desde un balcón único. 
Con todo esto, volví a escalar, después de dos años insistiéndome Nico para subir a hacer su homenaje, retrasado por diferentes lesiones que no me permitían hacerlo ni con seguridad ni disfrutando de la escalada; al final lo hemos subido, nos hemos reído y hemos conseguido poner nuestra piel de gallina recordando a esos amigos que se han quedado en el camino, va por vosotros, aúpa!! 
Gracias Nico por hacerme recordar todas las vivencias que he tenido en este maravilloso lugar, gracias por pensar en mi para acompañarte en este homenaje y permitirme también recordar al que fue mi compañero de cordada. 
Volveremos a por nuevas vías, volveremos a sentir esa roca abrasiva en nuestra yemas, volveremos a reír con las mil chorradas que decimos cuando estamos juntos. 

Fisura inicial de la vía Hermosilla


 
Placa de adherencia en el penúltimo largo…

No podía faltar un #planking de altura

Celebración en la cumbre del Yelmo, fotografía de unos escaladores finlandeses que estaban perdidos sin saber por dónde se bajaba. 
Manos tras la escalada….

 Tras doce horas en la Pedriza…a recuperar a casa…



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star